“El diario de Ertélion”: Los cimientos de un nuevo mundo

La fantasía y la ciencia ficción tienen en la nueva obra de David Gago un exponente interesante y con mucho potencial: un nuevo territorio, Ertélion, se abre para los lectores que tengan hambre de otros mundos que, en cierto modo, se parece mucho al nuestro. Y es que, como siempre, la ciencia ficción sirve para hablarnos de nuestro mundo a través de un espejo que deforma y, extrañamente, hace más nítida nuestra imagen. Exploremos este primer volumen titulado “Los Guardianes”.

teaserbox_1571679.jpg

Ertélion es un planeta que orbita alrededor de dos estrellas: la enorme Arzagalot y la menuda Kriut. Este sistema solar binario se está desestabilizando, lo que llevará a la extinción de Ertélion: para salvar a la población, la Nueva Orden se ha hecho con el poder. Se trata de una gran coalición que poco a poco se ha convertido en una tiranía y que ha empezado a perseguir a todos los que no estuvieran de acuerdo con sus decisiones y actuaciones. Aquellos repudiados y proscritos, los clanianos, se han alejado de las grandes urbes y se han escondido de manera ingeniosa para huir del exterminio. Entre estos clanianos se encuentran Dérwenal y Aranterlét, quienes para dar testimonio de lo ocurrido en su mundo y desmontar las mentiras del Nuevo Orden, han decidido escribir un diario con toda la información posible de Ertélion. Una empresa que se convertirá en una aventura de enormes proporciones y consecuencias.

El autor nos presenta el libro bajo la idea del manuscrito encontrado: un diario recuperado por una secreta organización llamada Sirius, un texto proveniente de otro planeta muy, muy lejano. El texto es un testimonio de los últimos estertores de un planeta agonizante que el autor ha tenido que adornar para poder ser accesible al mayor número de lectores: del lenguaje parco, escueto, sencillo en el que fue redactado ha sido traducido a un lenguaje, podríamos decir, más literario. Una idea, la de la presentación de este libro, con un prólogo tan metaliterario como jugetón, muy bien llevada a lo largo del texto.

Pero los aciertos no se quedan aquí: el corpus recuperado está escrito, como ya he comentado, a modo de diario, en primera persona, con diversas voces (aunque las principales serán las de Aranterlét y Dérwenal). Esta proximidad, esta primera persona en la que está narrada la historia dota de mayor verismo a la narración: el esfuerzo del autor en crear un texto encabido entre la ciencia ficción y la fantasía se alía con la intención de dotarla de una veracidad absoluta. Forma y contenido se alían, sin duda, de manera armoniosa.

cache_4471848

No obstante, también es cierto que, en ocasiones, la cantidad de información es alta y ello puede abrumar al lector: un nuevo mundo, con un sistema solar diferente, un calendario particular, ceremonias… Todo está perfectamente explicado y el lector ha de dedicarle un tiempo que luego, no nos engañemos, se verá recompensado cuando se profundiza en la nueva cultura que nos presenta.

Afortunadamente, el mundo que nos presenta David Gago es tan enorme, con tantos parajes diferentes, tantas culturas, animales, vegetaciones… y la narración nos presenta una diversidad de situaciones y personajes que ayudan a que el texto se lea en un suspiro. Por todo ello, “El diario de Ertélion” es una obra idónea para esta época del año: un nuevo mundo plagado de parajes asombrosos, lleno de aventuras y con unos personajes entrañables. ¡Estaremos a la espera del segundo volumen!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s