It Follows: una presencia acecha

Por David Martín Acedo

Creemos que no tardará en generarse con esta película un vibrante boca-oreja. De forma similar, sucedió con El sexto sentido cuando todos repetían: “tienes que verla” y poco a poco, la prensa y la crítica se unía al coro para aplaudirla. Las películas de género y muy en especial, las de terror, reciben poca ayuda de la crítica especializada, pensemos en Filmaffinity, que aúpa en nota a las series y dramas, pero que reserva aprobados justos para el cine de terror. No lo desapruebo, lo constato. El cine de terror se suele vincular a sustos, a adolescentes y a vísceras; gran error. The Other de Robert Mulligan, Suspense de Jack Clayton, The Haunting de Robert Wise, por citar algunas, son clásicos que no perecen, pero jamás aparecen en esas notorias listas de las mejores de la historia.

Estos últimos años nos han regalado buenas películas de terror como Expediente Warren, Sinister, Insidious, You´re Next, The last exorcism. Hay otras, interesantes, que no serán del gusto de todos como The house of the Devil, VHS 2, I´m a ghost, Housebound, Grave encounters… Y películas como The babadook, una rareza difícil de catalogar en el género de terror y por ello mismo, que divide o polariza a los aficionados. it-follows-main[1] Películas como It follows conviene verlas, sufrir, angustiarse y luego leer sobre ella, si apetece. Cuanto antes se diga, antes acabaremos con el quid de la cuestión: las películas de terror han de verse, no conviene estropearlas antes de tiempo con un tráiler, una crítica o un temible spoiler. La era de la información maltrata ese estado virginal, emocionalmente puro, de entrar al cine y descubrir qué nos espera. Cuando alquilé Ringu, sí, la célebre película con la niña del pozo, mucho antes del remake, de la oleada de terror japonés, a solas, creyendo que aquello era una película simple de misterio, de lento desarrollo, sufrí como nunca.

La recomendamos, pero con prudencia. Muchas veces se utilizan los adjetivos “clásico”, “de culto”, “histórico”, “grandiosa” y se generan una expectativas que producen un gran batacazo, un salto en plancha para el espectador; los pósters promocionales se llenan de esas frases para generar recaudación. Nosotros la recomendamos. Es una buena película de terror.

SPOILER SPOILER:

No abriremos ni desguazaremos la película, pero sí anotaremos varias notas para quienes la hayan visto ya. Su argumento es eficaz porque elimina explicaciones, subtramas, no pretende que comprendamos el origen de la infección ni los motivos reales de las presencias. No ahonda en especular sobre cuestiones como la promiscuidad o la abstinencia, en explicar las razones ni el pasado de los personajes, si lo hace es de forma sutil, en un marco de fotografía. Y lo que es mejor, no nos espera un giro espectacular.  Al contrario, la duda carcome a los supervivientes.

Los diálogos entre los adolescentes resultan creíbles, se alejan de estereotipos, ya dinamitados en películas como Tucker y Dale contra el mal o La cabaña en el bosque. Pero la sensación de realidad, cruda, hiriente, irónicamente la producen las presencias. Las formas en que se presentan: en pijama, desnudos, orinándose, en bata de hospital, producen la sensación de que vienen de lo cotidiano… y su amenaza es concreta, pero intangible. Son pura voluntad y por ello, estremecen. La sensación de paranoia, de constante estado de alerta, de constante acoso se refleja en ese travelling circular, justo reflejo de la vulnerabilidad de la víctima.

Conviene volver a verla. Nos esperan detalles que demuestran el cuidado en la realización. Y el detalle de la hierba, que acaricia antes de ser “contaminada” y que luego corta y coloca en hilera, nos permite reflexionar sobre la conducta del personaje, pero también de su entorno, que pasa de los lugares luminosos, ocupados por los abandonados, inertes, como el extrarradio.

A partir de ahora, miren 180 grados, no descuiden los ángulos muertos. ¿Nos siguen?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s