Cofres desenterrados

Hoy dedicamos una entrada a un grupo especial de películas. Sobreviven gracias al boca-oreja y logran con el tiempo una segunda y larga vida. Las mencionan podcasters y blogs, mientras distribuidores y medios más generalistas las ningunean sistemáticamente. Algunas de ellas nunca llegan a estrenarse en cartelera. Ningún gran actor encabeza el reparto y el presupuesto brilla por su ausencia. Los festivales las premian con la esperanza de que las distribuidoras apuesten por ellas, respaldadas por esos galardones, pero la miopía afecta a la industria. Estas películas se adhieren a la piel y con ellas martilleamos a nuestros conocidos glorificándola, apostamos nuestra credibilidad y nuestro honor a este as olvidado. Y cuando al final llegan a ser vistas, suelen gustar, obligan a traspasar el testigo, se retoma el ciclo de machaque y deseo de que prospere como sea. Estas películas recuerdan a aquel vídeo maldito de The Ring porque “necesitamos” con desesperación que otros la vean sí o sí, debe transmitirse como una epidemia a otros inocentes. Hablamos de películas como Triangle, thriller psicológico de origen australiano que debemos intentar vender sin apenas hablar del producto. Abordaje bastante complicado, aunque no naufragaremos en el intento. Si Sísifo intentaba infructuosamente subir una piedra que bajaba siempre al fondo de la ladera cada día, nosotros no nos rendiremos con facilidad. Sorprende por su mezcla de géneros, es decir, marida en un mismo plato slasher, ciencia-ficción, drama maternal y existencialismo en estado puro. Además, posee un atributo que muchos guionistas han olvidado en su taller de escritura: una duración de apenas hora y media, porque saben depurar, sintetizar, es decir, narran una historia sin despistarse o marearse en la borda. Propio del cine clásico. The man from Earth Otra pequeña joya fue The Man from Earth que supone una hibridación infrecuente de géneros. No sabría atinar qué lugar ocuparía en la estantería, pero está claro que no la relegaríamos a una segunda fila para alimentar ácaros del polvo. Por su factura técnica, la confundiríamos con un telefilme. El reparto no destaca con grandes estrellas: rescatan del olvido a nuestro Gran Héroe Americano (William Katt) y al primer Candyman (Tony Todd). Por su ambientación, la historia pudo haberse trasladado a las tablas de un teatro, pues esta película fluye en base a un elemento fundacional de nuestra humanidad: la palabra. Porque este grupo de profesores universitarios discuten sobre teología, hacen fluir sus dudas y dilemas, a la orilla de la chimenea conversan, conversan y conversan. ¿Sobre qué? Sobre la posibilidad de que un compañero se despida porque es un ser prehistórico de 14.000 años. Y este dato se apunta ya en los primeros compases de esta película de naturaleza socrática, irónica y muy, muy desmitificadora para los perseguidores de blasfemias u ofensas según les dicte su fanatismo. Se puede acusar de pedante y de exceso new age (Borges pasado por la túrmix de Coelho), de ser un episodio ensanchado de Twilight Zone, pero sería una etiqueta injusta para este hallazgo de 2007 porque para muchos se ha convertido en algo tan intangible y discutido como “película de culto”.

Poster promocional de Coherence

Poster promocional de Coherence

La tercera en discordia, Coherence de James Ward Byrkit, apenas puede reseñarse porque aquí la falta de información juega en favor del espectador. Se trata de ciencia-ficción, sí. Añadimos que es un ejercicio de inteligencia y un guión magistral. No aportaremos más datos para no empañar el disfrute, a excepción de dos últimos apuntes: su cometa deslumbró en Sitges y Sundance. Y algo no menos importante: hablamos de una ópera prima. Estas películas merecen mejor suerte de la que hasta ahora han tenido. Si podemos contribuir a mejorar su estrella, pues habremos hecho una buena labor.

Anuncios

3 Respuestas a “Cofres desenterrados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s